Marcelino Garcia Chavida
Hay un mundo en cada pasado que fue, hay un mundo en cada presente que continua vivo. El poeta con sus versos recorre el pasado y el presente de un lugar muy especial para sus padres y su tío Martín, por sus casas y plazas, por sus gentes y sus sombras. Por esas calles que guardan el sonido ancestral de los que las caminaron. Y mientras los versos van cayendo, las imágenes acompasan este homenaje a esos pueblos como Pinarejos, pequeños y grandes lugares que se resisten a desaparecer, donde sus gentes nunca se irán mientras perdure la memoria y la palabra.

No hay ningún producto que se ajuste a su selección.

REGÍSTRATE EN NUESTRA NEWSLETTER Y RECIBE LAS ÚLTIMAS NOVEDADES DE FUSSION EDITORIAL