Estamos en una era donde los derechos autor tiene un enorme peso para las sociedades: son la marca que diferencian a todo creador, independiente del campo en que trabajes. Ya seas un desarrollador web o un cantante, necesitarás del respaldo de los derechos obra para sentirte propietario exclusivo de tu trabajo.

En el mundo de la literatura esto es más que necesario; y más si estamos en unos tiempos modernos donde una buena historia puede terminar en el cine, la televisión o incluso en el juguete de un personaje que aparece en una caja de cereales para niños.

Por eso, si una obra no es protegida, una industria puede crecer en torno a ésta sin darle reconocimiento al autor original. ¿Sabías, por ejemplo, que antes de que Cervantes publicara el segundo tomo del Quijote, hubo un “escritor” que se apropió de la idea y publicó la continuación del primer libro?

Siendo precavido y dándote respaldo

Eso es precisamente lo que se busca evitar. Así que, aunque creas que tu libro no puede tener el impacto de ser una joya de la literatura universal (asunto que no puedes llegar a saber hasta no publicarlo), debes asumir la responsabilidad de registrar libro.

Al hacer esto, las leyes de derechos de autor, tanto a nivel nacional o internacional, te dan todas las garantías sobre tu creación. Si por ejemplo, algún personaje icónico de tus novelas llama la atención de algún actor o comediante, quien desee crear un espectáculo comercial aprovechándose de tu idea, entonces tú estás en total derecho de demandarlo.

Tu obra merece respeto y por ello hay que registrarla.

Donde registrar los derechos obra

Actualmente lo escritores distinguidos no se ven en la necesidad de realizar este proceso, ya que desde el mismo momento en que la obra es dada a conocer a través de una editorial, esta ya adquiere todo el peso suficiente para servir ser auto-respaldada a largo plazo.

Pero en el caso de los escritores noveles y/o emergentes, esto sí es una necesidad. ¿El motivo? El hecho de que en cierta medida te encuentres en una posición vulnerable al no ser alguien reconocido en el campo.

En España, la plataforma que te permite realizar el proceso de inscripción de tu obra es: http://www.mecd.gob.es. Esta es una entidad avalada por el Ministerio de Cultura y la cual se hace cargo de concederte la titularidad del registro libro que allí realizas.

Si vives en Puerto Rico, Colombia o Argentina, el gobierno de tu país debe tener la plataforma adecuada para realiza este proceso de registrar libro.

¿Qué es el ISBN?

Un buen escritor novel, sabe también que el proceso no termina allí. La plataforma del gobierno te sirve de garantía, pero si vas a publicar un libro, lo ideal es que termines de fortalecer los derechos obra a través de la compra del código ISBN. Este es un número asignado a cada libro, que es algo que viene a ser similar al código de barras de un producto.

Del mismo modo que el anterior proceso, cada país tiene su plataforma de gestión para que se te otorgue este número, cuyo uso también te evita el pago de ciertos impuestos al gobierno en el momento de comercializar tu libro.

¿Cuándo hacerlo?

En el momento de registrar libro, lo más adecuado será hacerlo al final de la fase de corrección. Tienes que tener la certeza total de que el libro se encuentra completamente bien y que no va a sufrir más modificaciones.

Sin embargo, hay que ser sinceros: no siempre será necesario llegar a este punto. Cuando registrar los derechos obra de tu obra, la plataforma del gobierno deja una copia de tu libro en sus bases de datos. Si se llega a presentar un problema, entonces el gobierno busca tu libro y compara la versión de su contenido con aquel libro o trabajo que esté robando tus ideas.

¿Y si el gobierno no tiene con qué respaldarte? Tranquilo, entonces puedes demandar a la entidad y sacarle una enorme cantidad de dinero.

¿Y después qué?

Para muchos escritores registrar los derechos autor, significa simplemente en un proceso de aseguramiento. Es decir, lo toman como una medida de seguridad para registrar libro; después siguen escribiendo o autopublican, pero con la certeza de que su obra es totalmente original y se encuentra respaldada.

Lo ideal, por supuesto, será darla a conocer cuanto antes para así conocer su impacto.