Escribir un libro no es cualquier cosa, y aunque al principio pueda parecer abrumador, no es algo imposible. Pero para que tu experiencia como escritor resulte más satisfactoria tenéis que conocer algunos pasos básicos para escribir un libro de forma fácil.

Para empezar, es apropiado aclarar que escribir un libro de forma fácil no quiere decir que tu obra estará lista en un parpadeo, sino que existe una manera sencilla de lograrlo siguiendo algunas indicaciones. Ir por lo rápido no es lo más factible, por el contrario ir poco a poco es la forma más fácil de escribir un libro.

Desde Fussion Editorial te transmitimos varias ideas contenidas en tres pasos para que no pierdas más tiempo y empieces a crear tus textos lo antes posible:

  1. Planifica tu libro

Lo primero que hay que cuestionarse es qué queremos escribir, y a partir de allí crear una idea general del texto o la historia que vamos a contar.

Puede que ya tengas claro el tema que vas a desarrollar: una experiencia vivida, una investigación o un tópico sobre el cual tengas un conocimiento amplio. Sin embargo, esto es solo uno de los primeros pasos para escribir un libro.

Una vez escogido el tema, debes precisar la finalidad del libro. No es igual escribir un cuento para niños que una historia de amor entre adultos, un libro de autoayuda que una bitácora de viajes, un texto de consulta en lugar de uno de carácter científico. Con estos ejemplos lo que queremos decir es que debes fijar si tu propósito es informar, narrar, explicar, describir… A partir de allí podrás determinar el estilo y enfoque de la escritura.

El próximo de los pasos para escribir un libro es diseñar la estructura del texto estableciendo un inicio, nudo y desenlace. Bien sea un tema en concreto, una historia real o producto de tu imaginación, en esta parte debes ocuparte por definir cómo vas a organizar la información en capítulos, los personajes, lugares, acontecimientos, escenas y todo aquello que podrías incluir para terminar tu obra.

Una buena manera de resolver esto es ir respondiendo las siguientes interrogantes: qué, quién, cómo, cuándo, dónde, por qué, para qué. Te darás cuenta de que mientras vas avanzando en las respuestas brotarán de tu mente más y más preguntas que puedes ir desglosando en una lista de ideas. Luego une todas las ideas en una descripción amplia de tu libro para tener una visión general de tu historia.

Esta tarea de planificación será de gran ayuda porque te permitirá trazar el camino para crear tu obra y mantenerte enfocado para terminarla.

  1. Empieza a escribir

Con un plan listo para comenzar tu libro, y con todo lo que tienes en mente para desarrollarlo, llega el momento de dar rienda suelta a la pluma y empezar a escribir.

Aprovecha todo lo que se te ocurra y escribe continuamente. Debes dejar de lado cualquier preocupación por lo que vas escribiendo, recuerda que estás elaborando un borrador de tu historia y después tendrás tiempo para agregar o eliminar cosas y corregir las fallas que te encuentres por ahí. En esta parte lo más importante es dejar fluir las ideas y pensamientos que tengas para no perder ningún momento de inspiración.

Durante este proceso es imprescindible que no te dejéis llevar por ningún tipo de distracciones, por lo que te recomendamos conseguir un sitio en el que puedas sentarte a escribir sin interrupciones. Así serás más eficiente.

Otra idea que no debes descartar es documentarte sobre lo que estás escribiendo, y esto aplica a todo tipo de escritos. Así seas un experto en el tema que estás desarrollando nunca está demás consultar otras fuentes para enriquecer tu trabajo y que tu libro resulte útil para los lectores. Por otra parte, si tu historia es ficticia, échale un ojo a otros libros parecidos al tuyo, quizás encuentres algo de lo que no te has percatado y que puedes tomar en cuenta para mejorar tu obra o perfeccionar tu estilo. Eso sí, no se vale copiar.

  1. Revisa el texto.

Si le has dado punto final a la escritura, entonces puedes decir que ya tienes un primer borrador de tu libro. El siguiente paso es revisar el texto.

Deja pasar un tiempo entre la escritura y la revisión para que puedas mirar tu manuscrito desde otra perspectiva. Relee de manera general todo lo que escribiste, borra lo que no funciona, agrega lo que crees que haga falta, pero asegúrate de que todo tenga sentido.

Es probable que al terminar de pulir el texto el resultado se aleje un poco de lo que te planteaste al inicio, no os preocupéis por ello, siempre y cuando los cambios que hagas le puedan venir bien a tu obra.

Ahora que hemos dicho esto, una sugerencia que debes tomar muy en cuenta es tratar de no obsesionarte con lo que escribes. Tu borrador no tiene que quedar perfecto, por lo que debes cuidarte de no quedar estancado entre una y otra revisión. Si esto te pasa, lo mejor es darte un respiro y regresar cuando te sientas menos frustrado.

Si aún no estás satisfecho y crees que le está faltando algo a tu obra, puedes buscar opiniones de otras personas. Deja que ellos lean lo que has hecho, toma nota de sus impresiones y arregla lo que consideres pertinente.

Con estos tres pasos para escribir un libro de forma fácil, lo que queda es casi nada para llegar a la mejor parte: que todos se enteren que te has convertido en todo un autor.

Lo que sigue: Editar y publicar

Editar es la parte final de la revisión, en la que se corrigen aspectos formales de la escritura, se le da formato al texto y se le da un último vistazo al contenido. Hay varias formas de editar un libro: una auto edición en la que tú mismo te dedicas a hacer las mejoras, apoyarse en un programa de edición en línea, o contactar con una editorial que revise tu libro.

Si tu obra ya está escrita, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. En Fussion Editorial te ofrecemos el mejor sistema de edición para hacer realidad tu sueño de publicar un libro.

Y si todavía has empezado, te enviamos mucho ánimo y te deseamos el mejor de los éxitos en cada uno de los pasos para escribir un libro. Cuéntanos sobre esa historia que desde hace rato está dando vueltas en tu mente y no puedes esperar a que todos conozcan.

¡Atrévete a escribir y lánzate a publicar!