Todo escritor necesita un poco de ayuda cuando se trata de cumplir con los pasos de publicación y edición de un libro. Puede que solo hayáis escuchado ciertos aspectos, como el de corrección, registro de la obra y hasta derecho de autor, pero muy pocos tienen claro algo tan importante como el ISBN o distribución y por ello es que este artículo está diseñado para que conozcáis lo que pocos dicen sobre la publicación.

Independientemente vayáis a publicar con una editorial tradicional o si habéis escogido el método de auto-publicación es necesario estéis claro de todo lo que interviene en este proceso y las acciones que debéis tomar para llegar a esto.

  1. Registrar la obra

Con el paso del tiempo se ha determinado algunas cosas en el mundo literario, por ejemplo el hecho que no se puede evitar que un libro sea plagiado. Algunas personas consideran que al tener una obra protegida por derechos de autor está totalmente segura de no ser copiada, pero esto no es así.

Esto es algo que no se puede evitar, pero si podéis presentar una denuncia ante un tribunal demostrando que la otra persona te ha copiado tu obra sin tu permiso, pero para ello es importante tener la obra registrada ante el Registro de Propiedad Intelectual y también podéis adquirir alguna de las licencias de derecho de autor, como:

  • Copyright
  • Creative Commons
  • Copyleft

Para conocer la diferencia entre ellas lee nuestros artículo:

¿Qué es el copyright de un libro?

  1. El ISBN

El ISBN o International Standard Book Number, es el número que debe tener todo libro para poder ser comercializado a nivel nacional o internacional. Para muchos esto le parece un proceso complicado y terminan obviándolo, enfrentándose al problema cuando desean vender.

Además de permitir la venta, este código es la matrícula de tu obra, la cual permite incluirla en diferentes bases de datos para facilitar su seguimiento. Este no se considera como un proceso obligatorio, depende del autor y del fin que su obra tenga, sin embargo, nosotros recomendamos obtenerlo.

Algo que muchos desconocen es que para cada formato existe un código distinto, por ejemplo:

*Para impresión en físico (papel), requiere su propio ISBN

*Si deseas publicar solo en digital el International Standard Book Number, será otro, aunque tenga el mismo autor y sea el mismo libro.

De hecho, necesitas uno para cada formato digital, pero es suficiente con que registres la versión epub.

Otro aspecto que debéis tener en cuenta es que una vez que hayáis obtenido el ISBN pero necesitas realizar cambios sustanciales, en cualquier formato, tenéis que solicitar un nuevo ISBN.

Algunos cambios que requieran pedir un nuevo ISBN:

  • Un cambio de portada.
  • Un nuevo prólogo.
  • Añadir o quitar párrafos enteros.

Pero si corriges algún error ortográfico o cambias alguna frase, no haría falta gestionar un nuevo número.

  1. Código de barras

Habéis visto que en las librerías los libros tienen un código de barra, exactamente esto son para esos lugares, el código de barra viene a ser el mismo número de ISBN, pero en esta forma para darle facilidad a las librerías de ingresar a su sistema de inventario.

Este no es obligatorio si las ventas las haréis de forma personal o si lo vais a distribuir por ebook, pero, ya que, es totalmente gratis no está demás que los obtengáis.

  1. Tipo de impresión

Como pieza fundamental de la obra debéis tomar partido en algunas cosas, por ejemplo decidir el tipo de impresión que deseas, aunque sea para iniciar. Existen varios tipos como:

  • Impresión clásica: Hacéis una solicitud de los ejemplares que deseáis a una imprenta.
  • Impresión bajo demanda: consiste en inscribir tu libro en un servicio y ellos deberán imprimir los ejemplares cuando reciben pedidos.
  • Distribución digital: hoy en día es el sistema más usado, bien sea por su fácil acceso o su bajo costo. No es necesario imprimirlo.
  1. Sistema de distribución

Tenéis varias opciones y formatos para distribuir tu obra, cada una con sus aspectos positivos que debéis considerar a la hora de tomar una decisión. Puede que creas que al contratar un servicio que incluya la distribución no debéis preocuparte por este proceso, sin embargo, los tiempos han cambiado y los actuales requieren que los escritores se involucren en todo lo que implica ver su obra realizada, hasta en el mismo proceso de distribución; por otro lado, si os habéis decidido auto-publicar o coeditar este punto viene a tomar mayor importancia, si queréis tener el mejor resultado posible en ventas.

Puede que un escritor con mucha experiencia y con grandes ventas requiera de un sistema de distribución de gran magnitud, pues tiene el escenario presto para recibir su próximo escrito, por lo que es una obligación utilizar un método de distribución que abarque muchos lugares, así como una estrategia de marketing.

Pero si eres un novel, la recomendación es usar los planes que podáis manejar, pensar en la lógica sin dejarte llevar por las ofertas de las editoriales, en las que te ofrecen un amplio sistema de distribución, recordéis que si no manejáis un buen plan de marketing puede que esto solo termine en pérdida.

Cinco aspectos que muy pocas editoriales explican, pero poseen gran importancia para hacer realidad el sueño de la publicación de un libro. Como escritor novel toma nota de estos consejos y aplícalos para que, llegado el momento de la publicación, todo sea un éxito.