Son muchos los obstáculos que se le puede presentar a cada escritor a la hora de emprender tan ardua tarea, desde el síndrome de “la hoja en blanco” hasta las circunstancias personales que afectan directamente el avance de la obra.

Aquí en Fussion Editorial te traemos una alternativa para que sobrepases esas circunstancias y puedas compartir tu libro con los demás.

Sin duda, cuando un escritor está en el desarrollo de su obra maestra el tiempo solo va a depender de él, la presión en cuanto a la culminación de la misma solo vendrá de acuerdo a lo que él se proponga. A diferencia de cuando se realiza un contrato con una editorial o un agente, el tiempo le pertenece a ellos, el escritor debe caminar bajo los estándares establecidos por estos, incluyendo las fechas de entrega.

La vida es impredecible y en ocasiones hay circunstancias que evitan que un escritor cumpla de manera responsable con las entregas que se comprometió ante una empresa editorial. Si quieres evitar ese tipo de incidentes y la presión de un tercero, entonces el proceso de edición lo debes manejar tú mismo, así como te encargaste de la redacción; esto se llama auto-editar.

¿Qué es la edición de un libro?

Es el proceso de la producción y difusión de una obra literaria, de cualquier género (estudios, técnicos, entretenimiento, cómics, informativos, etc.). Otra definición explica que es el arte de modificar un libro antes de ser publicada.

Ambos términos son acertados, pues, desde la corrección del libro, impresión, promoción y distribución todo forma parte del proceso de edición.

Si un autor contrata los servicios de una editorial tradicional, esto sería trabajo de ella a cambio de un porcentaje de las ventas, o en el caso de la co-edición el trato es como una sociedad en el que el dinero de ambos se encuentra involucrado y las tareas también se realizan en conjunto. Pero para los escritores independientes la mejor solución es realizar todo este proceso por sí mismo.

Autoedición

Editar un libro de manera independiente implica ocuparse por su propia cuenta de todo el proceso de edición. La mayor ventaja es que no deberás rendir cuentas ante alguien más, eres tu propio jefe, las fechas de entregas serán pautadas por ti mismo, de acuerdo a tu disponibilidad, en fin ¡el tiempo es tuyo!

Existen muchas explicaciones de cómo auto-editar, sin embargo nosotros te damos unos pasos sencillos que debes tomar en cuenta a la hora de editar un libro.

Pasos para la autoedición:

1.- Corrección del texto

Después de terminar tu libro deberás hacer una revisión completa y exhaustiva, tanto en la parte de estructura del texto como la ortografía del mismo.

Lee con calma y edita sin temor. Si debes borrar, cambiar o reescribir partes de la historia, hazlo, recuerda que en ocasiones no todo lo que has escrito tendrá que estar presente en ella.

Es recomendable pedir ayuda. Busca quienes lean tu libro y te hagan sugerencias, también es bueno contratar a un profesional que te sea de ayuda en la parte ortográfica, puede que sea una persona o una aplicación digital que te permita realizar revisión en la escritura, ayudando a que la obra mantenga el sentido que como autor habéis imaginado.

2.- Diseño y maquetación

Ambas van de la mano y son necesarias para la publicación de un libro. La maquetación se refiere a la forma de cómo va a hacer presentado el texto, los márgenes, el tipo de letra, división de capítulos, interlineado, tamaño de la fuente, colores, en fin, todo los elementos que hagan más cómodo y agradable el proceso de lectura del usuario.

Diseño o estilo: Es la parte en la que debes escoger el tipo de papel, tamaño, diseño y material de la caratula y contraportada, esto si estáis pensando en tener la versión en físico (papel) de tu libro, pero si vas a publicar en digital (e-book) son otros los parámetros que tendrás que tener en cuentas, como el formato en el que deseas sea vista tu obra, puede ser desde el tradicional PDF, .mobi o .epub.

3.- Aspectos legales

En muchos casos el autor se envuelve tanto en el proceso de la edición, con ansias de ver su obra publicada en la web o impresa en cada librería de su ciudad, que olvida algunos aspectos que son sumamente importantes como lo es la parte legal.

Es importante que como auto-editor te informes bien sobre esta área porque si omites un pequeño detalle puedes verte perjudicado.

Registra tu obra, una vez editada es bueno que te dirijas a la oficina de Propiedad Intelectual más cercana a tu domicilio y realices todo el proceso de registro. Recuerda que esto es un punto a tu favor en caso que tengas que debas proceder ante un reclamo legal.

Si vas a publicar en papel y quieres que tus obras se vendan en las librerías, debes tener el certificado de ISBN, que es el permiso que garantiza la comercialización de tu obra en las distintas tiendas.

Elige el tipo de licencia para tu libro. Para garantizar el reconocimiento económico y de autoría de una obra, bien sea parcial, total o nula, tendrás que escoger entre las licencias existentes, como el copyright, Creative Commons  o Copyleft .

4.- Distribución y promoción

El último paso que debes dar es la publicación y distribución del texto. Una vez estés seguro que tu obra no necesita más corrección, dependiendo del tipo de publicación que deseas, deberás buscar el medio para que se haga efectivo. Si tu opción es en papel, tienes que dirigirte a una imprenta que garantice la excelente calidad en impresión; en caso de irte por el camino de lo digital infórmate sobre las editoriales de auto-publicación online que te ofrezcan mejores beneficios.

Para la promoción es recomendable conocer herramientas de marketing que te proporcione un estrategia efectiva, o contratar a un profesional que se encargue de ello. Esto mismo recomendamos para la distribución.

Para finalizar estos consejos te recordamos que un trabajo de autoedición puede ser tan profesional, como aquellos que son editados por una editorial, pero, todo dependerá de tu compromiso ante el proyecto.